Infancia Asesina

En cierto momento parece que dan ganas de encender en llamas su cuerpo horrible en una galería de arte, y junto con él tirar al fuego tantas historias mujeres, de niñas, de niños, “depredados” por adultos enfermos.

-Mataremos al tipo en el instante en que me mire, cuando el brillo del deseo lo delate, y nos iremos todos juntos, huyendo del fuego, extrañamente felices confundiendo nuestra infancia con la de oscuros asesinos- pensé.

Pero no lo hicimos, ni lo vamos a hacer.

La infancia debería ser otra cosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s