El tigre rondaba

De súbito, estalló la guerra. Se abrió como una bomba de azúcar
arriba de las calas. Marosa (de “Los papeles salvajes” 1991)

tiger

Solitario y territorial, con la audacia en los talones

El tigre rondaba la presa.

La mira de lejos.

Espera el golpe seguro

No está inquieto, no se deforma,

No se preocupa, está en pleno estado de instante

Esperando el momento

Los ojos como perlas brillantes y el pecho inflado

Delgada ella, parece que se esconde sin esconderse

Lo provoca, sutilmente,

Como ingenua, crédula,

Ligera.

Sin demasiada algarabía

El,  la mira sin emitir sonidos

Parece una presencia invisible

Se siente el olor de las miradas encontrarse

El  rumor de la estrategia mejor pensada

El ardor buceando en el aire

El gemido de la miel,

Y puede verse, la flor atrapada en un bocado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s