Juego de uno

james_jean_illustration2

“Actuar bajo costras, que por sí mismas revientan,

tan pronto por dentro la actividad las rebasa y se limita

de otra manera. Entre los martillos persiste

nuestro corazón, como entre los dientes

la lengua, que sin embargo

continúa alabando”. Rilke.

Un estado de primavera anidó en mi alma cuando te conocí.

Supe destrozar todos los límites. Cruzar todas las puertas.

Mi corazón supo latir a velocidades nunca imaginadas.

Pase por el miedo y el dolor como quien atraviesa un puente.

Lo crucé y me hice fuerte.

Aprendí el amor que va más allá de los juicios y opiniones, el que quema dentro, el que no tiene explicación.

El que te deja sin aire y arriesga extremos.

Como al borde del abismo.

El problema es que era un juego de a uno. No se jugar al solitario.

Decidí soltar todo.

No sin antes poder quedarme contigo para siempre.

Por suerte, lo logré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s