Construcción gloriosa

“Que tu cuerpo y tu alma vital estén unidos en un abrazo sin separación”.

Lao Tse

Algunas noches pasaba debajo del cielo

Cerca de la tierra,

Envolvente

Como  el  merengue  a nieve

Con sabor a naranjas y frutos del bosque

Exótica

Disparada por una conciencia que parece hecha de piel de durazno

Y una imaginación que despierta los curiosos entredichos de un

Deseo irrefrenable

Disipando toda aspereza de la mente

Dejando en  suspenso todos los juicios

Aparentemente razonables

Ni una dulzura atávica,  ni un juego de las pieles,

Nada ferozmente  salvaje

Pero lo suficientemente fuerte  para  disolver el nerviosismo de la tarde

Que pretende  nublar

Ese centímetro ineludible de nuestro tiempo

Insalvable distancia entre tu boca y la mía

Vive en la luz y es peligrosamente amable

Con sus colores de doble faz

Potencia renovadora

Y renovable

Como  un lenguaje único e indescifrable

Esa bravura fanáticamente dulce

Quien la vea sentirá la inminencia abismal del amor

Mientras se  desliza

Arrastrando  las  margaritas que junta  en el  camino

Cuando pasa

Una construcción gloriosa

Como un campo de hortensias

Algo de eso es la ternura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s