Volver al trabajo

Juntos a las reuniones 🚀

Este era el mes de volver al trabajo. Creo que en todas mis maternidades esto ha sido lo que más me ha afectado.

Porque hay todo un mundo que se pone en cuestión en la vuelta al trabajo.

Sea cual sea la decisión que tomemos, tendríamos (y esta es mi opinión basada en la fisiología) que organizarnos en función del bebé. ¿Eso qué significa?

Que primero vamos a pensar qué es lo que el bebé necesita y después cómo organizamos nuestra vida laboral en función de eso. En ese orden.

Generar acuerdos desde ese lugar es más fácil porque siempre vamos a negociar a favor del bebé. Y cuando algo no encaje con eso, nos hará ruido y podremos dar marcha atrás. En cualquier situación que se nos presente.

Todo muy lindo… ¿y sino puedo generar buenos acuerdos en función de las necesidades de mi bebé?

Entonces ante esto te comparto mi experiencia y visión:

-Acompañar la transición requiere de paciencia, de ser conscientes que somos el “todo” de ese bebé y ahí no hay capricho. Sería deseable gradualidad a la hora del cambio. Cambios poco a poco.

– Explicarle al bebé lo que va a pasar. Conversar y anticipar nuestra salida (sin salir corriendo o a escondidas). Confía en ellos, entienden en un nivel muy sutil. Y todo queda grabado en su memoria emocional, no lo podrá contar con palabras pero esas emociones quedarán vibrando en su escenario cotidiano.

-Apoya la relación con el que queda, cuidadora o cuidador , conversando juntos de cómo será esto , a qué hora vas a volver, que te pasa a ti con todo esto, cómo te sientes.

-No le mientas, no lo distraigas para irte, no te escapes por el fondo, creyendo que no se va a dar cuenta, más bien abraza las emociones que puedan experimentar, ponele palabras y escucha.

-Hace rutinas diarias con los mismos horarios, si podes salí y volve a la misma hora siempre. La incertidumbre empeora las cosas. Con el tiempo sabrán la hora que volves y esperarán con ansias ese momento. Imagínate sino llegas? Durísimo.

-Al regreso podemos esperar que nos demanden intensamente, incluso que estén enojados, trata de compensar, con atención , con escucha, abrazando, mimando y poniendo el cuerpo en cada reclamo. Desde su visión tienen razón! Dales la razón por estar enojados porque nos necesitan y ellos no saben por ahora de realización personal, dinero, cuentas, solo están conectados a sus más íntimas necesidades.

Todo esto que te comparto requiere de mucha consciencia, tiempo, paciencia, disponibilidad emocional y generosidad.

No dudes ni un segundo que eso es un regalo impagable, respeto, generosidad, el mejor para tesoro que les podes dejar a tus hijos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s