El día que amé mi vida

Mi doble va caminando sexy, Se arregla el pelo, Se contornea, mira suficiente. Observa la calle por el balcón, sintiendo que lo tiene todo. Y de golpe se gira, me mira, suspicaz, con un gesto superado y soberbio. Yo siento que no tengo nada. Lo pienso, y  me arrollo como un feto. Veo incoherencias, situaciones…