Mientras te espero

«Yo soy tu indómita gacela» G. Belli El día se hace largo cuando no te abrazo Tus labios saben a mirada fulminante   Tengo tu olor pegado en la punta de la lengua Me rodea como un toro la mirada roja   Tu brisa de algodón lamiéndome las manos Mojando de amor los rincones de…

Había empezado mucho antes

Era la noche de mi casamiento. Aunque, asombrosamente, los preparativos hubieran empezado años antes; antes de que yo naciese, antes de las bodas de mis padres. Pero, esa noche, bajo los dorados soles, y entre las berenjenas, que de tan azules, daban resplandores rojos, se atraparon criaturas inocentes y legítimas; se les sacaba el pelo…

Nadie dijo que era fácil

Hay un momento, una encrucijada. Es el momento para Amar. Y para Amar hay que soltar todo y literalmente tirarse al vacío. No hay otra forma de amar que no sea despojado y desnudo de todo. En carne viva. Y hay que tener una osadía muy grande. Un coraje. Una «ceguera» como dice Sartre. Si…