Algunas infancias te dejan ciego

Algunas infancias te dejan ciego. Un par de martillasos en los ojos y ya está pronto. Otras te toman por la espalda y te acuchillan los ojos. Otros te los agujerean en carne viva con una cuchara hasta el nervio óptico. No sea cosa que quede algún resto. Otras te los cosen, pestaña a pestaña,…

Navidad: la celebración de los nacimientos

Cada mes de diciembre celebramos la historia de una madre que atravesó su parto en medio de la naturaleza entre sus cabras, sus asnos y sus bueyes amparada por un hombre llamado José. Según algunos textos, José partió en busca de la partera pero cuando ésta llegó, Jesús ya había nacido. La mujer al mirar la escena exclamó:…