Boca arriba

Si se coloca al niño boca arriba, desde el nacimiento se muestra competente para mover la cabeza hacia ambos lados, seguir con la vista el movimiento de una persona u objeto y satisfacer la necesidad de cambios posturales sin que se necesite la mediación de un adulto generando dependencia. Esta postura también ofrece ventajas en…